Archivo del Autor: blogAnabe

La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, Maria Luisa Soriano, ha confirmado este lunes la aparición de un brote de lengua azul en una explotación “centinela” de la comarca de Oropesa (Toledo).

Así lo ha asegurado la consejera, a preguntas de los medios, durante una rueda de prensa para hacer balance de la I Cumbre Internacional del Vino, donde ha explicado que “efectivamente en una de las explotaciones centinelas ha habido un brote, lo cual nos confirma que hemos actuado correctamente”.

Soriano ha apuntado que ya se tenía conocimiento de “la posibilidad de que entrase esta enfermedad por la parte oeste de la región” por lo que “en toda esa zona oeste de la región se dio la orden de vacunación”, ha afirmado Soriano, al tiempo que ha detallado que en este tipo de actuaciones “se deja alguna explotación centinela para ver si realmente en caso de que no se hubiéramos vacunado la enfermedad hubiese entrado, y saber sobre todo por donde va este parásito”.

Por ello, la consejera, que ha explicado que la Consejería de Agricultura ha participado y colaborado junto con el Ministerio de Agricultura, ha subrayado que en la región estaban “muy tranquilos porque efectivamente se han hecho las cosas correctamente”.

“Gracias a que se ha vacunado y se dieron ayudas para que lo ganaderos pudieran realizar esta vacunación masiva, se ha impedido un problema importante que podían haber tenido muchos ganaderos de la región”, ha concluido.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente detectó el pasado mes de abril la circulación viral del serotipo 1 de la enfermedad de la lengua azul o fiebre catarral ovina, en zonas geográficas “muy delimitadas” de Extremadura y otros de la provincia de Toledo, por lo que decidió volver a establecer la vacunación obligatoria en varias zonas.

Fuente: De 20minutos.com

El MAGRANA suscribe otros cuatro convenios para el depósito y custodia del material genético de las razas autóctonas

El director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Cabanas, ha suscrito un nuevo convenio de colaboración con los presidentes de las Asociaciones de Criadores que gestionan los libros genealógicos de las razas bovinas Asturiana de los Valles, Sayaguesa, Berrenda en Negro y Berrenda en Colorado, y de la ovina Segureña para el depósito y custodia de material genético de animales de estas razas en el Banco de Germoplasma Animal.

En la foto, de izquierda a derecha, Óscar Herrero (presidente de las Asociaciones de Criadores de las razas bovinas Berrenda en Negro y Berrenda en Colorado), Miguel Conejo Postigo (raza caprina Malagueña), Máximo Ron (raza bovina Asturiana de los Valles), Carlos Cabanas (director general de Producciones y Mercados Agrarios), Antonio Domínguez (raza bovina Sayaguesa), Lucía Maesso (raza porcina del Cerdo Ibérico) y José Antonio Puntas (raza ovina Segureña).

Este convenio estable el cauce de colaboración mediante el cual se va a llevar a cabo, el depósito de dosis seminales, embriones u ovocitos de esas razas en el Banco de Germoplasma Animal ubicado en el Centro de Selección y Reproducción Animal (CENSYRA) de Colmenar Viejo. Este Centro es una instalación del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid.
En total, ya han firmado este convenio por el que se regula el depósito y custodia del material genético las Asociaciones de Criadores de las razas bovinas Retinta, Avileña-Negra Ibérica, Parda de Montaña, Alistana-Sanabresa, Morucha, Ganaderos de Lidia, Asturiana de los Valles, Sayaguesa, Berrenda en Negro y Berrenda en Colorado; las razas ovinas Churra, Ojinegra de Teruel, Manchega, Merina, Navarra, Rasa Aragonesa, Castellana, Lacha-Carranzana y Segureña; las caprinas Murciano-Granadina, Florida y Malagueña; y la porcina Ibérica.
Garantía de la recuperación de las razas

A través de dicho depósito, regulado en el convenio, se establece una “copia de seguridad del material reproductivo” que poseen las asociaciones en distintos centros de recogida de semen. Esta dualidad, garantiza que se pueda recuperar completamente cualquiera de las razas, incluso en el caso hipotético de que su banco de germoplasma de origen desapareciera.
En ese sentido, el MAGRAMA da respuesta a las recientes recomendaciones que desde organismos internacionales, como la FAO, se realizan de cara a fortalecer la conservación de los recursos zoogenéticos, en su vertiente de conservación ex-situ, y por tanto se afianzan los compromisos adquiridos por nuestro país, dentro del marco del Convenio para la Diversidad Biológica y la Declaración de Interlaken.
El Banco de Germoplasma Animal, a través del depósito y custodia de material genético regulado por convenios como este, tiene como objeto constituir una colección permanente y cerrada de material reproductivo de todas nuestras razas autóctonas, que permita actuar como elemento de seguridad ante una pérdida de variabilidad genética de las mismas, e incluso en caso de su extinción.
Actúa, por tanto, como un elemento estratégico dentro del Programa Nacional de Conservación, Mejora y Fomento de las Razas Ganaderas y de las actuaciones de preservación de nuestro amplio patrimonio ganadero, que hace que nuestro país sea una de las principales reservas de recursos zoogenéticos a nivel europeo y mundial.

 

En cuanto a las razas Berrenda en Colorado y Berrenda en Negra también están clasificadas como razas en peligro de extinción, contando la primera con un efectivo de 5.519 animales y la segunda 3.480. Se encuentran más ampliamente distribuidas, apareciendo en la mayoría de Comunidades Autónomas del cuadrante sur occidental del país. Firmó el convenio su presidente Óscar Herrero (sobre estas líneas).

Fuente: Feagas.com